ABUELITO INTENTA PAGAR CON CILANTRO UN TRÁMITE PORQUE NO TENÍA DINERO

Un anciano de 80 años acudió al registro civil para buscar un acta, pero al no tener dinero para pagar el trámite, ofreció el cilantro que traía como forma de pago

A veces no nos damos cuenta de la situación por la que pasan otras personas, no nos imaginamos que a lo mejor en un determinado día no tienen para comprar algún producto básico o comida, y mucho menos para pagar algún trámite que sea urgente.

Así le pasó hace algún tiempo a un abuelito llamado Amadeo Cabrera, que al no tener para pagar un documento ofreció algunas de las plantas de cilantro que traía. Su acción de inmediato enterneció al empleado que lo atendió y al público que se encontraba en un registro civil de El Salvador.

Todo comenzó cuando el abuelo se formó en la fila para realizar su trámite, desde el principio mostró gran paciencia ya que las personas que faltaban por pasar eran muchas.

El cilantro era de la propia cosecha del abuelo / Pixabay

Luego de esperar su turno, fue el momento de solicitar el documento, pero el funcionario que lo atendió de primera cuenta le comentó que debía pagar un determinado monto para que se pudiera realizar el trámite, sin embargo, al revisar su bolsillo, Amadeo se dio cuenta de que no llevaba nada de dinero en efectivo y no le quedó de otra que ofrecer las ramitas de cilantro que llevaba consigo.

Cabe mencionar que el cilantro que llevaba era producto de su propia cosecha, por lo que al ofrecerlo aseguró que no era su intención conseguir nada gratis.

A pesar de que una planta comestible no es una forma de pago que se pueda aceptar y menos en una institución gubernamental, el funcionario que lo atendió no pudo evitar conmoverse ante la acción del abuelo, por lo que encantado aceptó esa forma de pago.

Ante el acto del abuelito y la reacción del empleado, los clientes se conmocionaron y las imágenes que tomaron ya se inmortalizaron en las redes sociales alrededor de todo el mundo.

El empleado que lo atendió no dudo en aceptar su forma de pago / Especial

A pesar de que esto sucedió hace ya algunos años, la lección que nos deja una situación como ésta, es que el dinero no siempre mueve al mundo y hay un momento en donde los buenos corazones se hacen presentes para ayudar.