VIDEO: Él llena un calcetín con sal y lo calienta sobre una cacerola… ¿La razón? ¡Es increíble!



NOTICIA:

Recuerdo que un día me desperté completamente mareada. Pensé que iba a pasar, pero el vértigo siguió hasta el día siguiente. Fue en ese momento que finalmente decidí ir al médico y me dijo que tenía una infección en el oído. Las infecciones del oído realmente nos pueden afectar, nos puede dar dolor en el oído y hacernos perder el equilibrio.

Afortunadamente, hay muchas maneras de tratar a la otitis, pero aquí les presentamos un modo nautral de aliviar estos dolores.

El dolor y la infección de oídos, es algo horrible en esta época del año. El frío y el viento, hacen que sean frecuentes las infecciones y el dolor.

En esta época del año cuando tenemos días de lluvia y bajas temperaturas, los remedios caseros para el tratamiento de algunos problemas de salud son más que bienvenidos.

Con el fin de reducir el dolor en el oído y síntomas de infección, hacer este sencillo remedio; Solo necesita sal marina y un calcetín. Debido a la presencia de minerales, la sal retiene el calor y tiene el poder de reducir el dolor hasta que el cuerpo empiece a defenderse de la infección.

Le dicen el “calcetín de sal mágico” y aunque tengo un nombre medio loco, como la sal es antibacterianas tiene sentido. Lo que tienes que hacer es llenar un calcetín de algodón blanco con 1,5 tazas de sal marina gruesa (la sal de mesa es demasiada fina y el calcetín no la filtra).

Asegúrese de que sea un calcetín blanco normal porque los calcetines de colores pueden terminar quemándose en el siguiente paso. Calienta el calcetín a fuego medio-bajo en una sartén durante 4-6 minutos, dandole la vuelta al calcetín a cada minuto y sacudiendolo para que la sal se caliente de forma uniforme.

Queremos que el calcetín quede caliente pero no que queme. Por último, coloque el calcetín en su oído, asegurándose de que quede detrás de la mandíbula. ¡Ya esta! Esta truco raro le traerá alivio la próxima ves que se sienta mal.

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios