Una niña india de 15 meses es atada a una piedra por sus padres cada vez que se van a trabajar



NOTICIA:

Shivani tiene 15 meses pero ya sabe lo que es la soledad. Cada mañana, sus padres se van a trabajar y la dejan atada a una roca con un trozo de cinta de plástico que lleva sujeto a la pierna. Vive en un solar en construcción al oeste de la India y pasa nueve horas al día descalza y llena de polvo, sin supervisión.

La cinta que la ata mide menos de un metro y medio y lleva escrito “peligro” en letras rojas. Sus padres aseguran que no tienen otra opción, ya que los dos trabajan. Cavan agujeros para cables de electricidad en la ciudad de Ahmedabad y cobran 250 rupias (4 euros) por turno de trabajo.

Hay unos 40 millones de trabajadores de la construcción en India, y uno de cada cinco son mujeres, la mayoría muy pobres, que deben migrar de una obra a otra. No es raro encontrar por todo el país niños como Shivani, cubiertos de arena y barro, mientras sus padres cargan con ladrillos o levantan carreteras y edificios de lujo.

atada-1

“La ato así para que no salga a la carretera. Mi hijo pequeño tiene tres años y medio y no puede controlarla”, revela la madre, Sarta Kalara, una joven de 23 años.

atadas-1

“Aquí hay mucho tráfico, no tengo otra opción. Lo hago por su seguridad”, se defiende la madre, que se cubre el rostro con un sari.

niñaatada

Shivani llora todos los días cuando le toca ponerse la cinta. La pequeña puede llegar a soportar temperaturas de hasta 40ºC. Sus hermanos solían quedarse con los padres hasta los siete u ocho años, momento en que eran enviados a vivir con sus abuelos en una aldea tribal sumida en la pobreza de un estado cercano.

Mientras Shivani espera las horas atada a la piedra, los hombres se acercan para refrescarse con cocos y agua y las mujeres hacen breves escapadas para alimentar a sus hijos.

shilvani

Las familias del sector viven en tiendas en la propia obra o, como la de Shivani, duermen a la intemperie, ya que los alojamientos para los obreros son escasos y caros.

descalsos

Las empresas indias suelen dar trabajo a mano de obra externa y barata reclutada por contratistas en la zona, sin preocuparse por los conocimientos ni la seguridad de los obreros.

hijos

Cuando el fotógrafo de Reuters volvió al solar al día siguiente, unos trabajadores que tendían cables le tiraron piedras.

piedras

Kalara asegura que los jefes de la obra se han desentendido de su difícil situación. “No les importamos ni nosotros ni nuestros hijos, solo les importa su trabajo”, lamenta.

Según informa Reuters, en India hay alrededor de 40 millones de trabajadores de la construcción, y al menos 1 de cada 5 son mujeres, la mayoría de las cuales son migrantes. Por lo tanto, las situaciones de niños pequeños que quedan desatendidos mientras sus padres cavan huecos, construyen carreteras o edificios de lujo, son comunes.

La India tiene una población de 1.070 millones de habitantes con una extendida pobreza desde hace décadas, que actualmente alcanza a 450 millones de personas.

Aunque desde hace algunos años este país viene creciendo y desarrollándose económicamente y ganando mercados en el mundo, se pueden observar mejoras en la calidad de vida de muchas personas, pero aún falta muchos problemas por resolver. Uno de los más graves es el trabajo infantil que ha resurgido con gran fuerza desde hace 20 años justamente como una forma de potenciar la economía, abaratar costos y poder vender a nivel internacional a un precio mas competitivo.

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios