Un hombre preguntó a un sabio si debía quedarse con su esposa o su amante?



NOTICIA:

Un hombre preguntó a un sabio si debía quedarse con su esposa o su amante?

El sabio tomó dos flores, en su mano una ROSA y en la otra un CACTUS, y le preguntó al hombre: Si yo te doy a escoger una flor cual eliges?

El hombre sonrió y dijo: “la ROSA es lógico”, y el sabio respondió:

A veces los hombres se dejan llevar por la belleza externa o lo superficial y eligen lo que brille más, lo que a simple vista parece ser mejor, pero en esos placeres no esta el verdadero amor amor, yo me quedaría con el CACTUS porque la ROSA se marchita y muere, el CACTUS en cambio sin importar el tiempo o el clima seguirá igual, verde con sus espinas.

Tu MUJER conoce tus defectos, tus debilidades, tus errores, tus frutos, tus malos ratos y así esta contigo. Tu AMANTE conoce tu dinero, tus lujos, los espacios de felicidad y tu sonrisa, por eso esta contigo.. Ahora dime,hombre con quién te quedaras?..!

Excelente reflexión para todas aquellas mujeres que se sienten orgullosas de ser CACTUS y para aquellos HOMBRES que no saben valorar lo que tienen.

Quien sólo se fija en superficialidades, sucumbirá ante un espejismo… Quien se fija en la grandeza de un alma, vivirá mil y una eternidades de amor y esperanza…

Reflexión:

Las mujeres más hermosas del mundo no son las que desfilan en trajes de baño y vestidos de noche delante de jueces y de cámaras de televisión. Las verdaderas finalistas y las ganadoras son aquellas que tienen el brillo interno de la gracia y el perdón.

Si bien para un primer acercamiento la belleza física juega un cierto papel, para lograr sentimientos y relaciones perdurables, lo que realmente vale es la belleza interior. Esto es, sin duda, así y existen sobradas pruebas al alcance de la mano. Basta pensar en hermosísimas actrices que se casan con los más apuestos e idealizados galanes, y al tiempo se separan.

Evidentemente la belleza física no alcanzó para afianzar y hacer perdurable la relación. En cambio, todo lo bello que uno tiene por dentro, la pureza de los sentimientos, la claridad espiritual, pueden mantener vivos sentimientos, emociones, pasiones, y hacerlos perdurar más allá de las dificultades y conflictos propios de la vida de relación. Si uno cultiva y embellece su ser interior y se siente contento y seguro de esa mágica potencialidad; si se siente digno poseedor de todas esas virtudes, será dueño absoluto de todos sus sueños y de su futuro. Porque un espíritu fuerte y seguro de sí, siempre consigue lo que quiere. Por eso…

¡Apodérate sin vacilar de tus sueños, tus proyectos y tu ser! ¡Redecora tu interior y adórnalo con lo mejor de ti mismo! ¡Refuerza los cimientos de tu personalidad con una buena dosis de autoestima! Finalmente, tu mundo, ese mundo que construiste con que y con quienes quieres vivir, será tuyo… definitivamente tuyo…

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios