¿Sabías que tomar una copa de vino al día equivale a una hora de ejercicio?



NOTICIA:

Una copa de vino al día tiene muchos beneficios para nuestra salud. No obstante, recuerda no sobrepasar esa cantidad y complementarlo con algo de ejercicio para que él haga la otra parte

Ciertos estudios indican que consumir esta bebida podría tener los mismos efectos que hacer deporte. ¿Puedes creerlo?

No se trata tampoco de dejar para siempre el movimiento de los músculos pero sí aprovechar las bondades de la uva.

¿Quieres saber por qué una copa de vino equivale a una hora de ejercicio? ¡Entonces sigue leyendo este artículo!

La investigación que avala esta teoría

La Universidad de Alberta (Canadá) fue la encargada de llevar a cabo este estudio. Se ha descubierto que el vino tinto contiene una sustancia llamada resveratrol que nos puede aportar beneficios similares a los que nos proporciona hacer una hora de entrenamiento en el gimnasio o al aire libre.

Beber una copa de vino tinto por día es bueno para el corazón. Eso se sabía hasta el momento. Pero ahora tenemos que sumar otros aspectos a la lista. Con esta bebida podemos:

  • Mejorar el rendimiento físico
  • Tener más fuerza muscular
  • Regular la circulación de la sangre hacia el corazón

El Journal of Physiology publicó este estudio donde también se manifestó que el resveratrol puede ser el sustituto del ejercicio físico para ciertas personas. El investigador principal, Jason Dyck, indicó que la medida justa es una copa con la cena.

Claro, porque tampoco es cuestión de exagerar el consumo argumentando “que es bueno para la salud y me salva de ir al gimnasio”.

Por otra parte, los científicos advierten a las personas de que solo “cuenta” el vino rojo o tinto y que la ingesta no debería realizarse todos los días, sino cada 48 horas (una cena sí y otra no).

Así que, ya lo sabes, no corras a comprar litros de vino pensando que con ello podrás dejar de hacer ejercicio.

Podría decirse entonces que no es un sustituto, sino un complemento para las rutinas de entrenamiento.

Por ejemplo, puedes beber vino lunes, miércoles, viernes y domingos y entrenar martes, jueves y sábados. O viceversa. ¡Ya es un gran avance no tener que hacer deporte 6 veces a la semana!

Si bebes más de una copa al día, si repites el procedimiento todos los días o si sigues llevando una vida sedentaria… lamentablemente no surtirá efecto esta magia.

 

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios