Encuesta reveló 10 cosas que toda mujer LATINA cambiaría por un acostón



NOTICIA:

Bueno, dicen por ahí que las mujeres latinas son algo serio, que si algo tienen es voluntad, y que son bien luchonas, cosa que sin duda se ha demostrado a lo largo de la historia. Pero… en fin, dejémonos de formalidades y vayamos al punto, a lo de YA.

Así como luchan para salir adelante también hay ocasiones en que pues… bueno, se les resbala por ahí y deciden sacar la “morenaza de fuego” que llevan dentro para conseguir lo que quieren.

Por eso vamos a adentrarnos a las 10 cosas que las mujeres latinas cambiarían por un acostón, porque “no solo de pan vive el hombre y  no de excusas vivo yo” (por ahí va la cosa).

1.- Para subir de puesto.

Claro que esto no significa que no puedan llegar a la cima sin “darlas”, pero si las mexicanas se conocen por algo es por encontrarle atajos a TODO, así que si jugarla un rato a “la querida” del jefe o a darlas de manera express les funciona, pues DICHO Y HECHO. La vida de Godín exitoso al cien.

2.- Un carro.

Sí, se leerá bien tonto pero la vida en transporte público está cabrona, casi siempre pondrán la vista en un carro bonito ¿verdad? pero hey, si no está tan bonito tampoco tendría que estar mal, lo que sea para librarse del chofer del pecero que calma su ira arriesgando la vida de sus pasajeros (óigame no). Mejor una noche de pasión y zaz se acabó.

3.- Por un viajecito.

Y no, no me refiero a los viajecitos que seguro te das en el peor tugurio de tu ciudad, sino de uno lujoso, con cruceros y champagne; o bien por una vueltita en las trajineras de Xochimilco con su buen mariachi. Sea cual sea la opción, una mujer mexicana cuando quiere pasearse quiere pasearse, y muchas veces no le va a importar si el susodicho no está tan “agraciado.”

4.- Por el papel en una telenovela.

Cómo no, si no pueden dárselas al mero mero de la cadena de televisión más famosa de México, al menos si lo harán con alguien de rango inferior para llevarse un rato en la cámara interactuando con los protagonistas de la telenovela; aunque eso sí, si andan buscando el mero cofre del tesoro al final del arcoiris no dudarán en dar su propio “tesorito” y MÁS. Después terminan declarando que estudiaron en elCEA y eso, pero mejor te doy un estudio en el “no CEA mamón.”

5.- Dinero.

Igual y aplica más con las chicas de la vida galante, pero sacar las buenas quincenas para pagar el gas, cursos, comida orgánica o lo que sea, es buena razón para darlas de vez en vez.

6.- Por égolatras.

La mujeres latinas son muy chingonas y quieren que sepas que le pusieron Jorge al niño con el más buenote de la cuadra, con el cantante de la banda local o qué se yo, muchas veces harán lo imposible para escabullirse entre las redes de un hombre de alto rango, un empresario guapetón al estilo Christian Grey o un artista de TV Azteca, quién sabe; el punto es que no pedirán nada cambio, mas que la satisfacción de haber salido victoriosas de tales hazañas.

7.- Por venganza.

Ya saben , estas situaciones de despecho que seguro a más de uno le ha pasado, no les importa nada si eso significa ver sufrir al bastardo que las engañó antes o que les hizo algo que  jamás perdonarán. Harán uso de un pobre muchacho que ni la debe ni la teme para demostrar su ira y venganza..

8.- Una casa.

Si hay algo que prende a un montón de mujeres latinas (y a casi todo el mundo) es una vida con estabilidad, saber que tienen casa donde hacerse y darse sus antojitos, buscarán a hombres que estén dispuestas a satisfacer esa gran necesidad, y cuando los hallen, A DARLAS se ha dicho.

9.- Para despegar su carrera política.

OBVIO.

10.- Por substancias.

Si bien no sólo las latinas las dan para obtener su vicio de manera fácil, si resulta una triste realidad, la cual no sólo aplica a las mujeres, ya que cuando una persona es adicta está dispuesta a dar LO QUE SEA para saciar su ansiedad.

¿Puedes agregar algo más a la lista?

Si te gusto el artículo y piensas que esto de lo más normal del mundo,  déjame tus COMENTARIOS yCOMPARTE con todos tus AMIGOS.

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios