Después de que un conductor ebrio matara a su pareja e hijo aun sin nacer, escribe esto en Facebook



NOTICIA:

Hace poco más de un mes que la joven de 24 años, Kristian Guerrero, perdió a su marido y a su hijo no nato en un accidente de tráfico provocado por una conductora ebria.

Algo más recuperada de las lesiones del accidente, Kristian ha querido compartir su historia en Facebook, donde ha realizado una promesa que se ha hecho viral. Este es su mensaje.

Kristian y su marido Fabian Guerrero, de 23 años, se conocieron de adolescentes en el instituto. Fue amor a primera vista y tras varios años de noviazgo, el pasado mes de abril celebraron su boda

pareja feliz

Todo iba viento en popa. De hecho, recientemente la pareja había anunciado el nacimiento de su primer hijo

tragedia-borracho-

El día 2 de agosto, la oficina de San Antonio les concedió oficialmente la ciudadanía americana. Lo celebraron con una comida frugal con la madre de Kristian y después se marcharon para casa

Entonces ocurrió la tragedia. Una conductora borracha se cruzó en su camino hiriéndola gravemente y provocando la muerte del marido y el hijo que llevaba en su vientre

tragedia-borracho-

“Circulábamos por la autopista 21, cuando vimos un coche circulando en sentido contrario. Recuerdo verlo venir y gritar: ‘viene hacia nosotros‘. En una fracción de segundo todo había terminado. Recuerdo que pensé: ‘¿por qué resulta tan difícil abrir el ojo derecho?’ No sabía qué estaba pasando. Estábamos fuera de la carretera, mire hacia mis piernas y solo vi sangre. Entonces mire a Fabian, parecía dormido. Pensé que estaba desmayado, así que traté de agarrarle el brazo. Lo sentí frío y algo rígido, pero pensé que sería del aire acondicionado. Los paramédicos se lo llevaron, mientras me subían en otra ambulancia gritando: ‘¡Estoy embarazada, estoy embarazada!‘. Me trasladaron al hospital de Austin, donde me encamaron y pusieron un  collarín. Estaba muy magullada y tenía la cara muy hinchada. El corazón de mi bebé, aunque débil, seguía latiendo.

Dos horas después, un policía se personó en la habitación para hacerme comprender que Fabian había muerto. Solo me recuerdo llorando y gritando, pero al menos pensé que me quedaba mi bebé.

A la mañana siguiente, las consecuencias del accidente se hicieron demasiado graves y perdí a mi bebé. La enfermera llegó con lágrimas en los ojos y me dijo: ‘Lo siento‘. Entonces me di cuenta de que había perdido a los dos”.

Aún así tendría que llevar a su hijo fallecido en el vientre durante tres días, hasta reunir las fuerzas suficientes para alumbrarlo. Durante ese tiempo, incluso si se había ido, se encomendó a él diciéndole cuánto le amaba y rogándole a Fabian que cuidara de él. Cuando por fin dio a luz, lo sostuvo en los brazos y se despidió de él con una sonrisa. En aquel momento tomó una decisión: En honor a su marido y a su hijo, dedicaría su vida y esfuerzos a concienciar a otros de la importancia de conducir sobrio

tragedia-borracho-5

“Esta soy yo sosteniendo por fin a mi hijo tras un parto inducido de casi de 24 horas, después de sobrevivir a un accidente de tráfico que mató a mi marido y a mi bebé. Todo porque alguien pensó que estaba bien beber y conducir. No está bien.

Lo que sí está bien es impedir que tu amigo conduzca, y quitarle las llaves si muestra signos de estar borracho. Está bien telefonear y pedir un taxi, si te sientes algo borracho. No es un signo de debilidad. Es un signo de madurez comprender las consecuencias que conducir borracho puede ocasionar, y que estas superan cualquier tipo de vergüenza que podamos sentir.

Lo que no está bien es tener que soportar el resto de tu vida la culpa por haber quitado una vida y haber impedido que otra tuviera la oportunidad de llegar a este mundo. No vale la pena. No bebas y conduzcas. No arriesgues tu libertad. No pones en riesgo solo tu vida, sino también la de todos los que se cruzan en tu camino”.

Nuestro apellido familiar es Guerrero, y pienso hacer honor a él. Lucharé para que esto no vuelva a ocurrir”

tragedia-borracho-8

“Podría haber muerto el día 2 de agosto, pero Dios tenía otros planes para mi. Me quedo atrás para luchar por mi marido y mi hijo. Voy a dar a conocer y compartir mi historia hasta el día en que me muera, con la esperanza de evitar que otras personas experimenten el dolor que yo siento cada día. Me niego a dejar que mi marido y mi hijo hayan muerto en vano”.

Nuestras más sinceras condolencias hacia Kristian, y desde aquí nos hacemos eco de su trágica historia con la esperanza de que su mensaje llegue a todos los rincones de internet.

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios