Con sólo 16 años fue violada 43200 veces. Si hoy la vieras, te inclinarías ante ella.



NOTICIA:

Karla Jacinto era una dulce niña de 12 años cuando creyó que había encontrado al amor de su vida.

El hombre, mucho mayor que ella, le hace promesas maravillosas y le repite sin cesar que es su princesa, y que es la única mujer a la que haya amado. Karla piensa que con este hombre, podrá escapar de su pueblo miserable, en donde todo el mundo se conoce y también de la casa de sus padres. Todo resultó ser el peor error de su vida.

El hombre, que parece ser el ideal perfecto a los ojos de una niña, era efectivamente un proxeneta y hace lo mismo que hizo con Karla con muchas otras chicas. Le dice que a partir de ese momento deberá trabajar en las calles y prostituirse. La golpea brutalmente, la escupe en la cara y la hiere gravemente con una barra de hierro.

Luego, lleva a la adolescente de 12 años a su ciudad natal, en Tenancigo, México; una ciudad rebosante de rufianes y allí, vende a Karla, que se encuentra en una estado de choc profundo.

Desde las 10 de la mañana hasta la medianoche, Karla debe satisfacer los deseos de sus clientes. Todos los días, durante 4 años. Debe contar al menos 30 clientes al día y los proxenetas utilizan un método perverso para impedir que Karla se escape; le hacen entender de manera clara que simplemente no hay nadie en quien pueda refugiarse. Comprende rápidamente que tienen razón y que los clientes que le envían los proxenetas no la ayudarán. Esos clientes son policías, pastores y hombres de la política. No sabe a dónde ir y no conoce a nadie que pueda ayudarla.

2

Finalmente, a los 16 años, su calvario llega a su fin. Es liberada por una organización de voluntarios. Durante 4 años, Karla contó el número de veces que tuvo que tener relaciones sexuales contra su voluntad: 43.200 veces. Un número espantoso y difícil de imaginar. Pero la joven no quiere renunciar y prefiere llevar adelante su lucha. 

Karla se une a la organización que la salvó y cada día desafía a un sistema inmenso y peligroso, que transforma la vida las jóvenes y las mujeres esclavas. Este trabajo es riesgoso para su vida. “Cuando me levanto a la mañana, no sé si llegaré viva a la noche”, cuenta la joven, que hoy tiene 23 años. “La muerte se esconde en cada rincón por esto que estoy haciendo”.

3

Karla y sus compañeros liberan cada vez más jóvenes chicas y chicos de la violencia de los proxenetas. La prostitución es un negocio provechoso y pujante en Tenancigo. La mayoría de estos rufianes provienen de la policía, y las fuerzas del orden miran hacia otro lado en relación a todo lo que pasa en las calles de la ciudad. Los policías están metidos hasta el cuello en estos negocios sórdidos al igual que los políticos del lugar. Por este motivo,

4

Karla arriesga su vida cada día para realizar este trabajo.

La historia de Karla deja un sentimiento de pena y provoca náuseas. Sin embargo, el de ella no es un caso aislado, Más de dos millones de niños en el mundo son obligados a prostituirse. ¡Esto debe terminar! Comparte la historia de Karla si su testimonio te enoja y si quieres que tu entorno entienda sobre lo devastador de la prostitución.

 

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios