7 Asombrosas ventajas de no llevar sujetador



NOTICIA:

Casi todas las mujeres usan sujetador durante el día, y algunas también lo hacen por las noches.

Puedes encontrarlos de todos tipos, colores y tamaños. Pero ¿sabías que en realidad no necesitas llevar sujetador para que tus pechos luzcan más grandes y atractivos?

Lo que mucha gente no sabe es que la presión del sujetador sobre el pecho con frecuencia puede tener consecuencias negativas en la estética de esta y en tu salud en general.

Si en este momento te olvidas del sujetador, te empezarán a suceder cosas que probablemente no sabías.

1. Tu talla de copa aumentará.

No es una broma. Si dejas de llevar sostén, podrías pasar de una copa B a una copa C después de un tiempo. El motivo de esto es que comenzarías a usar más los músculos pectorales para contrarrestar la fuerza de gravedad. Por supuesto, tus pechos no tendrán más volumen por arte de magia, pero podría ser que se levanten de una forma natural, creando un efecto visual de mayor volumen.

2. Tus pechos tomarán una forma más bonita.

Muchas mujeres creen que usar sujetador previene la caída de los pechos. Sin embago, esto no siempre es así. Un estudio francés ha demostrado que no llevar sujetador puede incluso levantar los pechos.

3. Tendrás un busto más saludable.

Por supuesto, los sujetadores no siempre afectan la salud del pecho. Pero en el mismo estudio se demostró que usar una talla incorrecta de sujetador podría tener muchos efectos secundarios molestos, como incomodidad o dificultad para respirar. Al deshacerte del sujetador, tu flujo sanguíneo mejorará y usarás más tus músculos pectorales. Además, esto es más higiénico, ya que el sudor corporal se acumula entre el sujetador y los pechos, creando a menudo un ambiente ideal para las bacterias. Al olvidarte del sujetador, también dices adiós a este problema.

4. Te sentirás mejor.

A muchas mujeres les encanta la sensación de quitarse el sujetador al llegar a casa, después de un largo día de trabajo; especialmente si está muy ajustado y no es muy cómodo. Ahora, imagina que puedes experimentar esta sensación cada minuto, cada hora y cada día. La sensación por sí sola es razón suficiente para cuestionarse la necesidad del sujetador.

5. Tus problemas para dormir pueden desaparecer.

Si te dejas el sujetador puesto cuando te vas a la cama y tienes problemas para conciliar el sueño y dormir toda la noche, tu sujetador puede ser el problema. Un estudio muestra que llevar sujetador durante la noche puede alterar los patrones de sueño, lo que significa que estas mujeres duermen menos. Esto debería despertar tu curiosidad sobre la posibilidad de dormir sin sujetador, ¿cierto?

6. Ahorrarás dinero.

Un sujetador bueno y que te quede bien podría costarte alrededor de 90 euros. Claro que hay modelos de sujetadores más baratos en cualquier parte, pero la calidad nunca es tan buena y con frecuencia terminas comprando otro sostén poco tiempo después. Con el dinero que gastas en sujetadores, podrías ahorrar o invertir en algo que realmente necesites.

7. Mejora tu circulación sanguínea.

¿Alguna vez has pensado en los efectos que tiene el material elástico del sujetador en tu cuerpo? En los lugares en los que tiene contacto con la piel, los vasos sanguíneos quedan bajo presión y la sangre deja de fluir de manera normal. Esto puede tener un impacto negativo en tu estado general de salud, y provocarte cansancio y somnolencia. ¡Si dejas de llevar sujetador, podrías sentirte más ágil y activa!

Existen casos en los que sin duda es recomendable llevar un buen sujetador; por ejemplo, si practicas deportes de resistencia o si tienes una copa particularmente grande. De lo contrario, estas siete ventajas deberían hacerte reconsiderar el uso frecuente del sujetador , ¡o no usarlo para nada!

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios