5 Consejos si te depilas el vello púbico



NOTICIA:

Lidiar con el vello púbico puede ser un asunto complicado. En primer lugar, es incómodo y embarazoso pedirles a tus amigos o familiares una opinión y consejos; no puedes simplemente dirigirte a tu amigo y preguntarle “¿me lo depilo o lo afeito?”.

En segundo lugar, necesitas ser muy cuidadoso con la forma en la que lidias con esas zonas tan sensibles, ya que las cortadas por el afeitado, los vellos encarnados y otras formas de molestias pueden producir un vello púbico difícil de manejar.

Por suerte, esta guía útil te proporcionará lo último acerca de cómo lidiar con ese vello púbico molesto, sin importar si eres un chico o una chica.

1. Depila de a poco

Si nunca te has quitado el vello genital es aconsejable que empieces paso a paso. De esta manera sufrirás menos el dolor o los efectos secundarios. Comienza recortando con tijera y luego pasa la rasuradora o la cera.

2. Analiza cómo te sientes

Quizás hayas tomado la determinación de afeitarte por completo porque te lo ha pedido tu pareja, te vas de vacaciones o deseas probar algo diferente. Compara tus sensaciones con las que tenías cuando aún conservabas el vello.

3. Presta atención a la irritación

No importa el método que hayas elegido para quitarte el pelo genital. No dejes de lado los efectos en la piel. Si está muy enrojecida, arde o molesta ponte una buena crema hidratante.

Fíjate si han quedado vellos encarnados.

4. Usa ropa interior de algodón

Descarta ciertos materiales como la licra. Tampoco optes por la ropa muy ajustada (incluyendo los pantalones). Utiliza faldas o vestidos sueltos y cuidado con la bikini.

5. No tomes sol en la zona

Puede que te hayas depilado por completo porque tu traje de baño es diminuto o ha comenzado el verano. No obstante, no es aconsejable que durante los primeros días después de rasurarte o usar la cera el sol entre en contacto con el área.

Evita la irritación y enrojecimiento con un factor de protección elevado.

Espera de 20 a 30 minutos después de levantarte en la mañana antes de afeitarte. El agua se acumula debajo de la piel durante la noche, haciendo que se hinche. El afeitado funciona mejor en la piel tensa, así que es mejor esperar a que la hinchazón disminuya.

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios