3 tipos de huevos que también deberías probar: ¡Descúbrelos!



NOTICIA:

A pesar de tener un alto valor calórico, los huevos de pato son una opción muy recomendada para cuidar de nuestro sistema inmunológico. También nos ayudan a combatir la acción de los radicales libres.

Como ya sabes, uno de los alimentos más básicos en nuestro día a día y a los que no deberíamos renunciar son los huevos.

Ricos en proteínas, aminoácidos esenciales, vitaminas y antioxidantes, son esa opción saludable en nuestros desayunos o nuestras cenas que tanto gustan a toda la familia.

Ahora bien, el tipo de huevo que siempre solemos consumir es el de gallina pero, ¿sabías que existen otros tipos que resultan más proteicos y que pueden convertirse en un auténtico manjar en nuestras comidas?

1. Huevos de codorniz, fuente de vitaminas

huevos-codorniz-500x299

¿Los has probado? Son pequeños pero mucho más nutritivos que los huevos de gallina (hasta cuatro veces más). De hecho, contienen un 13 por ciento de proteínas, en comparación con el 11 por ciento de los que consumimos de forma regular.

Los huevos de codorniz son muy saludables, sobre todo por su alto contenido en vitamina B1, esencial para favorecer nuestra salud cardíaca y cerebral. Toma nota ahora de todo lo que pueden hacer por ti los huevos de codorniz.

  • Protegen nuestro corazón
  • Son buenos para los hipertensos

¿Para quiénes son adecuados los huevos de codorniz?

Este tipos de huevos resultan muy adecuados para los niños y para aquellas personas que necesiten suplementos de calcio y vitamina A.

2. Huevos de pato para fortalecer nuestro sistema inmunológico

huevos-de-pato-500x400

Los huevos de pato son muy nutritivos y con un alto nivel calórico. Son muy proteicos. Te gustará saber que un solo huevo nos puede aportarte hasta un 20% de la ingesta diaria de proteínas recomendada.

Son ricos en vitamina D

Como ya sabes, la vitamina D es esencial para aportar fortaleza a nuestros huesos y para permitir que se sinteticen células y proteínas. Y no solo eso. Gracias a esta vitamina logramos cuidar de nuestro sistema inmunológico.

Fortalecen tu salud cardíaca y cerebral

  • Los huevos de pato disponen de un alto contenido en vitaminas B y aminoácidos, esenciales para favorecer el mantenimiento de la envoltura de mielina de las células nerviosas, y así mejorar el impulso nervioso y la síntesis de neurotransmisores.
  • Otro dato de interés es que disponen de un nivel muy adecuado de vitamina B9, un elemento necesario para la formación de glóbulos rojos y la síntesis de ADN, ARN y proteínas.
  • Son muy ricos en retinol. Se trata de un poderoso antioxidante nos ayudan a prevenir el envejecimiento celular, a mejorar nuestra vista y, además, es un excelente aliado para fortalecer el sistema inmunitario y reducir las probabilidades de sufrir ataques cardíacos.

¿Para quiénes son adecuados los huevos de pato?

Son uno de los tipos de huevos más nutritivos que puedes encontrar. No obstante, hemos de tener en cuenta que de consumirlos en exceso pueden aumentar nuestro colesterol. Puedes tomar entre 2 o 3 huevos de pato por semana.

Si eres una persona que necesita aumentar sus energías, estás convaleciente o estás embarazada, por ejemplo, puedes aumentar la ingesta de huevos de pato, dado su alto contenido en proteínas.

3. Huevos de oca, buenos para cubrir nuestras deficiencias de hierro

huevo-de-oca-500x293

A día de hoy los huevos de oca son ese ejemplo de agricultura ecológica y orgánica que tan saludable resulta en nuestra cocina. Son grandes y con una gran cantidad de yema y clara que aportan a tus platos un sabor muy intenso.

 

Dado su tamaño es importante saber que debemos consumirlos de forma equilibrada y no todos los días. No obstante, resultan muy saludables en caso de que, por ejemplo, tengamos anemia.

Tienen un alto contenido de proteína, así como de ácidos grasos insaturados y grandes propiedades antioxidantes que hacen de este producto un alimento extraordinariamente saludable.

Toma nota del valor nutritivo que puedes encontrar en un huevo de oca:

  • Calcio: 60 mg
  • Hierro: 3.64 mg
  • Magnesio: 16 mg
  • Fósforo: 208 mg
  • Potasio: 210 mg
  • Sodio: 138 mg
  • Cinc: 1.33 mg
  • Cobre: 0.062 mg
  • Manganeso: 0.038 mg
  • Selenio: 0.0369 mg

Para concluir, estos tipos de huevos resultan muy saludables y, sobre todo, nutritivos. No obstante, al igual que ocurre con los huevos de gallina, siempre será adecuado consumirlos de forma moderada.

Debemos tener especial cuidado con los huevos de oca, dado su tamaño. Recordarte también que, a día de hoy, encontrarás huevos orgánicos que a pesar de ser un poco más caros, siempre resultan más saludable

 

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios