12 Cosas por las que no debes tener verguenza, serás FELIZ



NOTICIA:

En la sociedad se vive con una tal «norma». Y si te desvías un poco de estas míticas normas, te sientes mal e incluso te da vergüenza. Muchas de las veces por el que dirán los demás, sin preocuparnos de vivir nuestra vida a plenitud.

Sin embargo, no debemos seguir algunas reglas absurdas sólo porque alguien dijo que es lo correcto.

Existen cosas maravillosas por las cuales no deberíamos tener verguenza, muchas de estas cosas nos brindaría felicidad.

Por esta razón te damos a conocer las 12 cosas por las que no deberías tener verguenza:

1. Darte un tiempo para ti mismo

Cuidar de los demás es algo hermoso. Sin embargo, cada uno debe cuidarse a sí mismo también.

Necesitamos tiempo para nosotros mismos, así como aire. Hazte un regalo, lee tu libro favorito, ve a algún restaurante bueno o a que te den un masaje. Consiéntete a ti mismo todos los días, reserva un tiempo a lo que realmente te apasiona.

2. Tus emociones

La tristeza, el enojo, el entusiasmo, lo que sea que sientas, no te avergüences de tus emociones. Es importante aprender a aceptar tus sentimientos: así será más fácil vivir con ellos. Si nos damos cuenta de nuestras emociones, nos enojamos menos y no dejamos que nos provoquen.

3. Mantenerte en contacto con quien quieras

No todos nuestros seres queridos son nuestros parientes. A veces son nuestros amigos o compañeros de trabajo. Tenemos el derecho de decidir a quién dejar entrar a nuestra vida y con quién estar en contacto.

El círculo social más cercano de la mayoría de las personas consiste en de 5 a 6 personas con las que da gusto pasar el tiempo. No debes sentirte avergonzado por ser amigo de alguien, incluso si tu amigo le cae mal a alguno de tus familiares.

4. Hacer lo que te gusta hacer

Nuestra sociedad está obsesionada con todo lo relacionado a carrera profesional e ingreso. Si nos dedicamos a algo que nos apasiona pero no nos trae mucha ganancia, nos empiezan a cuestionar: «Bueno, ¿y qué harás después de graduarte? ¿Qué harás con tu diploma, cómo te ganarás la vida?».

Cuando nos critican constantemente por una elección, es muy fácil desesperarse. Sin embargo, debes recordar que nosotros mismos eligimos nuestra carrera considerando todas sus ventajas que a primera vista pueden ser invisibles para aquellos que quieren hacer una carrera que les traiga muchas ganancias.

5. Perdonar

Guardar rencores daña relaciones e incluso tu propia salud. Puede ser que en el pasado tenías todos los motivos para ofenderte, pero ¿para qué guardar rencores ahora? No escuches a aquellos que te digan que otros te trataron mal y que tales ofensas se deben recordar toda la vida.

Perdonar no es vergonzoso. Cuando perdonamos a una persona, tenemos fuerzas para seguir adelante, nos quitamos un peso de encima para tomar altura.

6. Tener esperanzas

Se dice que una persona es verdaderamente feliz cuando ama a alguien, hace algo y tiene esperanzas. Sin embargo, hay gente que te impide tener fe diciéndote al unísono que «debes ser realista».

Esperar y soñar es algo totalmente sensato y razonable. Así es más fácil vivir. También es un reflejo de nuestros propios pensamientos, por lo que a veces podemos darnos el lujo de no ser realistas.

7. Tener pensamientos positivos

Es la continuación del punto anterior. Sí, a veces pasamos por tiempos difíciles, sin embargo no es un motivo para entrar en pánico y desesperarnos. Tienes todo el derecho a decirte: «Todo estará bien» y nadie te debe criticar por esto e imponer su propia negatividad. Los pensamientos positivos nos hacen más fuertes y nos ayudan a encontrar el camino correcto.

8. Ser honesto contigo mismo

Vivir de acuerdo a las expectativas ajenas es sencillo e incluso se considera adecuado cumplir con esas expectativas, sin embargo llegando a la vejez las personas empiezan a lamentar que no vivían su vida a su manera. Sólo tú tienes el derecho a decidir qué hacer con tu vida.

Búscate a ti mismo, único y auténtico. Ámate tal y como eres. Haz lo que puedas y lo que quieras sin pensar en aquellas personas que lo consideran tonterías.

9. Tu pasado

Las dificultades y los errores son la base de la experiencia y sabiduría. Todos, sin excepción alguna, nos equivocamos, especialmente en los primeros 20 años de nuestras vidas. Sin embargo, no dejes que los errores del pasado, no importa lo graves que puedan ser, te estorben en el presente o afecten tu futuro.

Sí, hubiera sido genial retroceder en el tiempo y cambiar muchas cosas. Pero si no es posible, sólo queda aceptar el pasado y seguir adelante.

10. Tú mismo y tu esencia

Nos imponen estándares de belleza que, por cierto, varían de año a año. Tanto hombres como mujeres se sienten avergonzados por su cuerpo, vivo y auténtico; se sienten incómodos porque «no es perfecto», es decir, porque no cumple con algunos estándares. Van a los cirujanos plásticos para corregir labios «feos», se torturan con dietas para lograr el cuerpo «correcto».

Sin embargo, el cuerpo de cada uno de nosotros es hermoso y único, no hay una persona igual en el mundo. Vale la pena sentirse orgulloso de esto, a pesar de los estándares de belleza inventados por alguien.

11. Tu comida favorita

Unos dicen que hay que comer únicamente comida orgánica. Otros están en contra de la carne, otros critican a los vegetarianos por su dieta vegetal.

Sin embargo, no existe una dieta «correcta» para todos. Escucha a tu cuerpo, siempre sabe qué tipo de comida necesita. Aliméntate como tú consideres correcto.Es tu decisión.

12. Crecer como persona

Queremos vivir una vida feliz e interesante: aprender algo, crecer como personas, perfeccionarnos, recibir experiencias nuevas. Necesitamos tiempo para esto.

Sin embargo, la sociedad nos impide crecer. Nuestro entorno está acostumbrado a vernos tal y como somos; cuando somos mediocres, les conviene. Pero en cuanto mejoramos o crecemos como personas, dejamos de «ser convenientes».

Cualquiera que intenta avergonzarnos por nuestra aspiración a crecer, debe sentir vergüenza. No escuches a nadie y haz lo que quieras.

Vale la pena repetir una vez más: cada uno de nosotros tiene una personalidad única. Y tenemos todo el derecho a vivir como nos plazca sin sentirnos avergonzados por ello.

¿Qué Pasaría Si Todos Compartimos Las Cosas Que Nos Inspiran Y Motivan? Compartir es nuestra misión, compartimos lo bueno, lo saludable, lo que nos inspira, lo que nos motiva, lo que nos hace crecer como seres humanos. Así como nosotros lo hacemos te invitamos a que tu también lo hagas.COMPARTE!!!

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios